Futuros Super Bowls

Modifican sede para el Super Bowl LV

Debido a que el futuro estadio de los Carneros y Cargadores de Los Ángeles tendrá retraso de un año en su inauguración, se estrenará en 2020 y no en 2019 como se había planeado.

Para cumplir la regla de que un estadio debe estar en su segunda temporada de uso para ser anfitrión de un Super Bowl, el 23 de mayo de 2017 los dueños de equipos de la NFL definieron, por decisión unánime, modificar la sede del Super Bowl LV, que se jugaría en dicho inmueble.

Se dio a conocer que el estadio Raymond James, casa de los Bucaneros de Tampa, albergará el Super Bowl LV en febrero de 2021. Será la tercera vez que el duelo por el trofeo Vince Lombardi se efectúe allí. Anteriormente fueron los Super Bowls XXXV, que ganaron los Cuervos de Baltimore, y el XLIII con la dramática victoria de Acereros de Pittsburgh sobre Cardenales de Arizona.

De igual forma se informó que el futuro estadio de los Carneros y Cargadores (que se construye en el área de Inglewood, California) conserva el privilegio de recibir su primer Super Bowl, allí se jugará la edición LVI en febrero de 2022, en fecha por confirmar.

La agenda para los siguientes duelos por el título de la NFL queda así:

Super Bowl LII       Minneapolis, Minnesota    Febrero 4 de 2018

Super Bowl LIII      Atlanta, Georgia                  Febrero 3 de 2019

Super Bowl LIV     Miami Gardens, Florida     Febrero 2 de 2020

Super Bowl LV      Tampa, Florida                     Febrero 7 de 2021 *

Super Bowl LVI     Los Ángeles, California    Febrero 6 de 2022 *

Los Super Bowls LV y LVI tienen todavía fechas tentativas.

La moderna casa de los Vikingos de Minnesota, el “U.S. Bank Stadium” fue designada sede del Super Bowl LII el 20 de mayo de 2014. Su  construcción se realizó en el terreno que alguna vez ocupó el ya demolido estadio “Hubert H. Humphrey Metrodome”, anfitrión del Super Bowl XXVI que Pieles Rojas de Washington le ganaron 37-24 a Bills de Búfalo el 26 de enero de 1992.

Así otorgaban las sedes

Reunidos en Charlotte, Carolina del Norte, los dueños de equipos de la NFL votaron el martes 24 de mayo de 2016 para otorgar tres sedes de futuros Super Bowls, la edición LIII fue asignada a la ciudad de Atlanta, se jugará el 3 de febrero de 2019 en el estadio techado Mercedes Benz, que será hogar de los Halcones de Atlanta a partir de la campaña del 2017.

Antes de comenzar las votaciones, en el hotel Ballantyne, en Charlotte, hubo unos discursos de representantes de las candidaturas, por la del Sur de Florida habló Larry Csonka, ex corredor de los Delfines de Miami que ganaron los Super Bowls VII y VIII. Las ciudades de Nueva Orleáns y Tampa también aspiraban a organizar el Super Bowl LIII.

La edición LIII será el tercer Super Bowl en Atlanta, los dos primeros (XXVIII y XXXIV se jugaron en el estadio Georgia Dome, que será demolido para crear área de estacionamiento del nuevo estadio.

Enseguida se realizó la votación para definir el hogar del Super Bowl LIV, que se espera disputarlo el 2 de febrero de 2020, fue otorgado al Sur de Florida, luego de que Stephen Ross, propietario de los Delfines de Miami invirtió alrededor de 450 millones de dólares en renovaciones al estadio cuyo más reciente “Súper domingo” fue el XLIV que Santos de Nueva Orleáns le ganaron 31-17 a Potros de Indianápolis el 7 de febrero de 2010.

“Lo único mejor que obtener la sede sería jugar el Super Bowl del 2020 y ganarlo”, dijo Ross luego de la designación. El Super Bowl LIV definirá al monarca de la temporada 100 de la existencia de la NFL.