Anthony Muñoz en Cancún

Anthony Muñoz fue designado 3 veces Liniero Ofensivo del Año, en las temporadas de 1981, 1987 y 1988.

“Fue una gran emoción tener a Forrest Gregg como mi primer entrenador en jefe en la NFL, fue una grata experiencia jugar bajo su mando durante cuatro años”.

Anthony Muñoz, ex liniero ofensivo de Bengalíes

Tengo gratos recuerdos de Bengalíes: Anthony Muñoz

Sixto López Casa Madrid

“Fue una gran experiencia participar en dos Super Bowls, muchos jugadores de la NFL nunca llegan al partido decisivo”, así se expresó el ex tackle ofensivo Anthony Muñoz, al relatar anécdotas de su época con los Bengalíes de Cincinnati.

“Si no fuera por Joe Montana hubiéramos ganado por lo menos uno”, dijo, con tono de resignación, al recordar que en ambas ocasiones (Super Bowls XVI y XXIII) se definió por poca diferencia.

“Por supuesto que me hubiera gustado ser campeón, es lo que cualquiera desearía, pero de todas formas haber estado en el Super Bowl es una gran experiencia”, recalcó.

Entrevistado durante un receso de la clínica Play 60 que impartió a más de 300 niños cancunenses, el deportista de ascendencia mexicana reflexionó sobre su trayectoria profesional y sus experiencias personales.

Dijo que es muy agradable aportar algo de su experiencia a los niños y jóvenes de nuestro país que tiene gran significado para él”, “Nací en Ontario, California pero mis abuelos son mexicanos, originarios de Chihuahua, así que para mí es importante hacer algo por las comunidades de éste país”.

“En los años en que jugaba (en los recesos de temporada) algunas veces acompañé a un amigo dentista a diversas comunidades mexicanas para brindar ayuda en aspectos de salud a gente que lo necesitaba, fue una experiencia importante y lo mismo siento ahora que puedo darle alguna enseñanza a los niños que disfrutan el fútbol americano que tiene tanta afición en todo México”.

El ex bengalí relató anécdotas de su niñez, “Empezó a gustarme el fútbol americano cuando tenía 10 u 11 años de edad, al principio jugué como quarterback, en esa época admiraba a Roman Gabriel, Len Dawson y Joe Kapp (quienes destacaron con Carneros de Los Ángeles, Jefes de Kansas City y Vikingos de Minnesota). Al llegar a la preparatoria me pusieron como liniero ofensivo así que empecé a fijarme en la trayectoria de Art Shell, Gene Upshaw y Tom Mack, linieros ofensivos en aquella época”.

Al preguntarle sobre la vez que acudió a evaluarlo Forrest Gregg (integrante de los Empacadores de Green Bay que ganaron los dos primeros Super Bowls) relató: “Lo que sucedió es que durante mi último año con los Troyanos de la Universidad del Sur de California (USC) me lesioné la rodilla y sólo jugué un partido, los Bengalíes no estaban seguros de sí debían elegirme en el Draft. Para mi sorpresa, Forrest Gregg, quien por aquellos días había sido nombrado su entrenador en jefe, fue a visitarme a la USC. “Yo sabía de la gran trayectoria que tuvo con Green Bay, así que fue algo increíble entrenar durante dos horas bajo sus indicaciones”.

“Debo haberle causado una  buena impresión porque tres meses después los Bengalíes me eligieron en la primera ronda del Draft”, señala sonriente Anthony Muñoz, quien fue elegido para el Juego de Estrellas en 11 temporadas consecutivas.

El ex bengalí (quien fue elegido en 1994 como parte del Equipo Ideal del 75 aniversario de la NFL), recordó como un momento muy especial el día que ingresó al Salón de la Fama del fútbol americano profesional. “Tengo gratos recuerdos, mi hijo había cumplido 17 años de edad un día antes de la ceremonia de introducción así que la familia festejó de manera muy especial aquel fin de semana.

Sobre el discurso de su presentación a cargo de su hijo Michael, expresó: “No sabía que iba a decir, me emocionó mucho escucharlo”.

“Es una sensación inigualable formar parte de un grupo tan selecto, han pasado más de 18 años y sigue siendo muy especial. Cada año cuando regreso a Canton, Ohio  y veo los bustos de bronce de Vince Lombardi, Gale Sayers, Art Shell y Dick Butkus, me cuesta trabajo creer que estoy allí. Eso demuestra que si te esfuerzas al máximo cada día puedes lograr cosas sumamente importantes., y ese mensaje es el que me gusta darle a los niños como ahora aquí en Cancún”, sentenció el ex tackle ofensivo.